Política industrial en la industria biofarmacéutica: nuevos (y renovados) desafíos frente al COVID 19

"El desafío del COVID 19 abre la posibilidad, impulsada por la crisis sanitaria, de generar capacidades en desarrollo y manufactura de medicamentos de alto costo estratégicos para el sistema de salud pública”.
Graciela Gutman, Pablo Lavarello y Juan José Pita (Especial para sitio IADE-RE)

Con la irrupción de la pandemia COVID 2019 se asiste aceleradamente a un cambio de foco de la política industrial. Después de décadas de ausencia, la política industrial había reaparecido en la agenda de política de los países desarrollados con posterioridad a la crisis de 2007-2008. Ante la dificultad de estas economías de aumentar la productividad de la industria manufacturera, y la creciente rivalidad entre Estados Unidos y China por el control de las nuevas tecnologías digitales, surgen las iniciativas orientadas a impulsar las denominadas Industrias 4.0. Desde estas iniciativas, que no son otra cosa que un nuevo impulso a la difusión de las TIC en la manufactura, en razón de semanas la discusión de política muta ahora a una estrategia orientada al gran desafío de carácter complejo, sistémico y urgente como es el de generar en forma acelerada test dediagnósticos, vacunas y tratamientos para el nuevo coronavirus.

Una primera conclusión de la epidemia COVID 19, que excede el alcance de esta nota, es que el enfoque neoclásico, soporte teórico del neoliberalismo, ha fallado. Además de su visión dogmática sobre los determinantes de las crisis económicas, que hace que sea particularmente incapaz de formular políticas económicas para superar las mismas, su propuesta de privatizar los sistemas de salud pública -ya sea directa o indirectamente, fragmentándolos, creando competencia entre sus segmentos - es un claro ejemplo de esta falla teórica, con enormes costos humanos. En materia de política industrial, que es el tema que nos ocupa, la visión según la cual la producción debe quedar librada al mercado y los instrumentos deben ser básicamente horizontales, muestra límites evidentes. Librada al direccionamiento elegido por el “mercado”, la mayor parte de la investigación y desarrollo se orientó hacia costosos tratamientos para las enfermedades más taquilleras para las empresas multinacionales (los denominados blockbusters), descuidando los desarrollos orientados a vacunas, antibióticos intra-hospitalarios, test de diagnósticos, y toda una gama de terapéuticos para enfermedades negadas u olvidadas. El resultado es que los gobiernos no están adecuadamente preparados para hacer frente a crisis como Covid-19.


DESCARGAR ARTICULO COMPLETO EN EL SIGUIENTE LINK:

http://www.iade.org.ar/system/files/politica_industrial_en_la_industria_biofarmaceutica-iadere.pdf